uña encarnada barcelona

La cirugía ungueal es recomendada por podólogos para la uña encarnada?

Recuerda siempre asesorarte por parte de profesionales, desde nuestra clínica de podología en Sarria Sant Gervasi estamos acostumbrados a tratar este tipo de dolencias en el pié, por ello, te recomendamos si tu uña encarnada no mejora llamarnos para estudiar hacer la cirugía ungueal.

Primero, analicemos las claves de la uña encarnada

-Las uñas de los dedos de los pies desempeñan una función importante, y no es sólo cosmética. La función principal de las uñas es proteger las terminaciones nerviosas de nuestros dedos.

– En ocasiones, la uña del dedo del pie crece de forma irregular, llegando a provocar pequeñas infecciones y molestias.

– Sin embargo, la patología más común que vemos en las clínicas de podología es una uña encarnada, lo que coloquialmente se conoce como “uña encarnada”

– Cuando esto ocurre, los pacientes sienten dolor e inflamación en la zona; además, ésta se vuelve más roja y caliente.

– Hay varias razones por las que se puede desarrollar una uña encarnada: malformación de la forma de los dedos o del pie (con lo que se tiene una predisposición), uso de zapatos mal ajustados (los zapatos demasiado altos o demasiado estrechos comprimen indebidamente los pies) o traumatismos repetidos en las uñas.

Información más técnica sobre las uñas encarnadas

Las uñas encarnadas, también conocidas como uñas del pie encarnadas, son una afección común de los pies en la que la esquina o los lados de la uña del pie crecen dentro de la piel del dedo en lugar de crecer rectos como lo hacen las uñas normales.

Esto puede causar dolor, hinchazón y enrojecimiento en la zona afectada y puede ser causado por una variedad de factores tales como la deformidad en la forma de sus dedos o pies, el uso de zapatos mal ajustados (demasiado apretados o demasiado altos) o traumatismos repetidos en las uñas debido a actividades como correr o caminar descalzo sobre superficies rugosas como aceras de hormigón o caminos de grava, etc.

Para controlar eficazmente esta afección, hay que conocer sus síntomas, el diagnóstico y las opciones de tratamiento, así como los consejos preventivos que pueden ayudar a evitar problemas posteriores con las uñas encarnadas.

Síntomas y diagnóstico

Cuando se padecen uñas encarnadas se puede experimentar un dolor agudo alrededor del lecho ungueal junto con inflamación y enrojecimiento en la zona que puede volverse cada vez más caliente con el tiempo si se deja sin tratar durante mucho tiempo.

En los casos más graves, puede producirse una infección que puede introducir complicaciones adicionales que deben ser tratadas inmediatamente . Cualquier persona que experimente estos síntomas debe consultar a un podólogo para obtener un diagnóstico adecuado. Durante esta visita, el médico puede solicitar pruebas de imagen, como radiografías, si sospecha que existen condiciones subyacentes, como anomalías estructurales, diabetes, etc., que podrían estar causando este problema. Es importante someterse a las pruebas diagnósticas adecuadas para poder realizar un diagnóstico preciso y tomar las medidas de tratamiento adecuadas.

Opciones de tratamiento para la Uña Encarnada

Hay dos enfoques principales cuando se trata de tratar las uñas encarnadas – tratamientos conservadores y tratamientos quirúrgicos – dependiendo de la gravedad de su caso es considerado por su médico . Los tratamientos conservadores implican el uso de ungüentos tópicos, antibióticos, medicamentos antiinflamatorios no esteroideos (AINE), apósitos de espuma, cojines o almohadillas colocadas bajo el dedo afectado y plantillas ortopédicas diseñadas específicamente para esta condición.

Si las medidas conservadoras fracasan, se puede recomendar la cirugía, en la que se extirpan ciertas partes de la uña junto con parte del tejido que la rodea para evitar que siga creciendo en el tejido de la piel. Además, la cirugía láser ha tenido éxito en la lucha contra los casos más avanzados.

Consejos de prevención para la Uña Encarnada

Hay varias maneras de reducir las posibilidades de desarrollar uñas encarnadas, incluyendo el uso de zapatos adecuados que no son ni demasiado apretados ni demasiado altos, el corte de las uñas de los pies con regularidad, pero no demasiado corto (dejándolos un poco más largo de lo que se siente cómodo), evitando el trauma a las uñas, como caminar descalzo sobre superficies rugosas como aceras de hormigón o caminos de grava, etc, empapando los pies después de largos períodos de pie / caminar (esto ayuda a reducir la inflamación) y mantener los pies limpios de sudor / acumulación de residuos que aumenta las posibilidades de infección.

Tomar las medidas preventivas adecuadas antes de padecer esta irritante afección contribuirá en gran medida a preservar la salud de los pies

Como hemos visto anteriormente, las uñas encarnadas pueden causar tanto malestar físico como emocional debido a su naturaleza reparadora pero dolorosa cuando se dejan sin tratar durante demasiado tiempo. El reconocimiento inmediato y la aplicación de las medidas preventivas mencionadas anteriormente, junto con un diagnóstico rápido y la aplicación de las opciones de tratamiento adecuadas, ayudarán a resolver este problema de forma rápida y eficaz, permitiendo a quienes lo padecen llevar una vida más saludable y libre de dolor y molestias

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *